Historias de mujeres infieles

Hay muchas maneras de promocionar un libro. Algunos montan pirámides enormes de libros en las entradas de las librerías -y refuerzan así la idea de que el libro es un ladrillo-, otros ponen anuncios en la prensa, algunos hasta pagan comerciales en televisión. Y los astutos hacen videos tan buenos como este:

Dan ganas de comprar un billete de avión a Buenos Aires tan sólo para comprar el libro. Bueno, no sólo para comprarlo, pero bueno, es una excusa como otra cualquiera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: